Tag: sexo

Sólo quiero terminar de aprender a coger

El panorama de hombres es mucho mejor. Hay de todo: vagos, fresitas, intelectualoides, izquierdosos, machitos, cachurecos y posibles combinaciones. A mí me gustan varios. El flaco es atractivo aunque habla muy poco. Me encanta Rony, con su melenota y su cara de malo pero como fuma tanto…

Cuando el falo soy yo

Ella hubiera querido tener un pene: regaría su líquido seminal por todo el mundo, en todas las caras, nada más para sentir el desplazamiento literal de una partícula suya sobre otra, para ser la gota que se estampa en la piel de alguien…

El polvo de la paz

Tengo diecisiete años y dos buenas razones para sentirme plena: estoy enamorada y hoy termina la guerra en el país de la tristeza. Vine al Parque Central para observar los rostros de los orejas, los guerrilleros, la gente bien y la gente común. He venido también para reunirme con mi amor, el poeta L.

Dos citas con el vestidito de la suerte puesto

Sin miedo confió… nada más esperaba que la besara. Caminaron por el centro de la ciudad, cogidos de la mano, como si se hubieran conocido desde antaño. Reían, hablaban, se volvían a reír, callaban como cómplices…

Así me la rifé la primera y dolorosa vez

Adolorida y con las piernas aún temblorosas me fui a mi casa, me despedí de él, quizá esperando que como todo patojo inmaduro me dejara de hablar pues ya nos habíamos hecho el daño por esa vez…

¡Vamos donde las putas!

He ido muchas veces a diversos puteros, lo reconozco sin ningún tipo de remordimiento ni culpa. Ir a los burdeles no siempre significa ir a pagar por sexo o a tocar a alguna chica. Muchas veces es la parada necia tras una noche de mucho guaro y una ciudad con ley seca…

¿Coger o transgredir?

Michael Foucault dice que actualmente es muy fácil mantener el discurso sobre la represión del sexo. Existen factores históricos y políticos que coinciden con el desarrollo del capitalismo. El sexo está condenado a la inexistencia, a la prohibición, a la represión. Hablar de él es un acto político, de transgresión deliberada, como lo nombra. Pero no es de sexo la columna, es de sexualidad.

Del sexo al AlBORoTO

Vuelvo a recordar esos calurosos abriles míos, donde mi vida sexual era mucho más activa que ahora, tenía novia en la universidad y cada día que pasaba la veía con los pechos más grandes y solo pensaba en lo hermosa que se estaba poniendo hasta que…

Ardua jornada carnal

Y sufro mi condición de asalariado y demás brutalidades. Pero amo. Y me bebo una cerveza en el Bar El Olvido.

El caldo de la semana

Lidiar con la cruda es parte del placer de la borrachera, eso cuando tenés billetes en las bolsas; yo me busqué entre el pantalón, y sólo pude encontrar tres monedas de veinticinco centavos, dos chicles de menta, las llaves de la casa, un cuarzo que me regalo una amiga bruja y un papel arrugado en donde apunté el número telefónico de Leticia, no podía recordar quién era ella.

Tenía un pene hermoso

Cuando digo que tenía un pene hermoso pienso en el asco que aprendí a tener por el cuerpo de los hombres. El desprecio que la sociedad también me inculcó tenerles. Cuando estaba en el colegio era común que a las mujeres…

La sensual expo (video)

Por si se perdieron la sensual expo, Green Monkey visitó el lugar. Y realizó un video sobre esta novedosa actividad en el país.