Tag: tradiciones

Los tenis de María Sabina

Los occidentales hemos demostrado una ignorancia enciclopédica que ante las culturas milenarias: no hemos tenido la capacidad de ver al otro y aprender de su vivencia

El guayabo en las fiestas colombianas

En el individualismo moderno que nos centra en viajar, tomar fotos y extasiarnos de las posibilidades de comunicación y movilización que ofrece la tecnología, la inversión extranjera y el ecoturismo extractivista, olvidamos que el otro es parte de lo que somos, que unidos tenemos voz y que entre todos podemos cambiar lo malo conocido por lo bueno por conocer.

Sobreviviendo una Guadalupe-Reyes en Guatemala

Aunque hay campeones olímpicos que se preparan todo el año, la verdadera maratón gastronómica y etílica empieza a mediados de diciembre: los competidores que reciben salario se gastan la miseria de aguinaldo que ganan, y los demás se gastan hasta lo que no tienen, pero todos participan.

Ánimos navideños

Era mi único amigo; el último regalo de mí tía Margara, dos navidades atrás. 
A veinte metros de mí, escuché un frenar estruendoso. Una exclamación de la muchedumbre que esperaba el cambio de semáforo

Un ritual sincréticamente racista; los inditos de la virgen

Guatemala es un país religioso. Dios está hasta en la sopa. “Reina” en el Estado, en la educación, en la política, en las instituciones, en el barrio, en el pueblo, en el cielo. En todas partes. Aunque no creamos en Dios no somos nunca ajenos a un: “Dios le bendiga”, “Dios vaya con usted”, “primero Dios”, “gracias a Dios”, “a ver que dice Dios”, “¡ay Dios!”…

Un primero de noviembre muy tradicional

Jalogüín perdió, aquí la tradición marca que un 31 de octubre se debe pasar picando verduras, o bien haciendo mandados que son tantos que no se puede llegar a concluir uno: “picá la zanahoria” a tomar el cuchillo va uno cuando “mejor ¿sabes qué? Poné una olla de agua a hervir”, a buscar la olla y viene otra orden “mirá, andá a traer vinagre que se acabó”, a punto de abrir la puerta “¿ya regresaste?”.

El origen del fiambre

En el principio, el fiambre era blanco, todas y todos lo comían y degustaban en santa paz. Su dominio en las mesas de las y los comensales era total.

De “India Bonita” a Rab’in Ajaw

Los hermosos trajes se acompañan de una gran cantidad de adornos… Cada una de las representantes lleva consigo tecomates, morral, incensario, canastas, cirios, piedras de moler, mazorcas, flores, elementos conjuntos que sólo se ven ahí, pues cotidiana y ceremonialmente…

Un caldo de pata, una comunión con el pasado, un revivir constante

En un disco de vinil brillaba la foto de un orgulloso Javier Solís vestido de charro, las chencas de cigarros apestaban muy cerca de la tornamesa que neciamente repetía las canciones viejas y tristes. El plan era dormir un par de horas y luego salir a buscar uno de los comedores que se jactaba de preparar el mejor caldo de pata de la ciudad.

La cocina campesina

La cocina campesina es calor e intimidad. Es respiro para las manos tensas y llenas de trabajo propio. Es el sombrero del esposo ausente colgado de un clavo. Son los zapatos húmedos de la hija que danza con la luna. Es la conversación con los abuelos y abuelas antes, durante y después de la cena.

Derechos de autor y propiedad colectiva: una batalla por la identidad

Debido a la colonización, existen aún muchas dudas alrededor del origen y la historia de la indumentaria, el arte maya y su relación con la artesanía. El racismo ha instituido la creencia de que la indumentaria maya fue una invención e imposición española cuyo mantenimiento es símbolo de nuestra sumisión voluntaria y por lo tanto no pertenece (como tal) a los pueblos indígenas.

Maximón es muchas cosas

Maximón es muchas cosas: dios de dioses, patrono del cine independiente, rey del performance y abrigo de las posturas más eclécticas imaginables….

El caldo de la semana

Lidiar con la cruda es parte del placer de la borrachera, eso cuando tenés billetes en las bolsas; yo me busqué entre el pantalón, y sólo pude encontrar tres monedas de veinticinco centavos, dos chicles de menta, las llaves de la casa, un cuarzo que me regalo una amiga bruja y un papel arrugado en donde apunté el número telefónico de Leticia, no podía recordar quién era ella.

Una cruda, una oda al caldo de huevos

El caldo de huevos cura la cruda, con la temperatura del caldo, con la mezcla de sabores nutricios y exóticos, pero sobre todo con el olor sexual del apazote, el fuerte sabor de la planta mezclado con la grasa del pollo alivia las entrañas, te energiza y anima.

Para aquellos que trabajan en la Semana Mayor

Para unos la aventura inició desde el viernes por la tarde, otros durante el sabadito de tamal o ceviche, otros aún con suerte iniciaron su descanso el domingo de chamusca , pero no todos descansan en la Semana Mayor.