¡Vos! pasame un waipe con thinner

Fotografía de El Miljos

Hace unas semanas tuve el gusto de ser invitado a una reunión social en la cual celebramos el cumpleaños de una conocida, pasamos una velada muy amena y francamente muy enriquecedora puesto que los concurrentes se distinguían por sus dotes intelectuales. (No va a faltar alguien que me diga que los bañe y que después me tome el agua, jajajá)

Como es usual en las celebraciones de cumpleaños con poca gente, después del pastel y de algunos juegos, nos quedamos con la pausa de “Y ahora qué”, entonces motivados por la influencia de sustancias espirituosas (pegamento, thinner y pastel) tuve la brillante idea de proponer un juego que consistía en nombrar temas de Laura en América para ver qué pedo. Y fue ahí en donde me di cuenta que la Pirulina necesita un talk show.

Si yo tuviera el dinero suficiente para financiar un espectáculo de televisión con la Pirulina como protagonista, fijo lo haría. Ya estuviéramos rompiendo los ratings ya sea en televisión por cable o por plataforma en internet. Sería algo sensacional, hermosamente feo.

¿Por qué ella precisamente y por qué un talk show? Pues en lugar de contestar esos cuestionamientos mejor les reviro otro ¿Y por qué no, madafakas?

La Pirulina es una mujer que no ha pasado desapercibida en los últimos años, es alguien que ya cuenta con sus quince minutos de fama y con una “aceptación” por parte del pueblo. Y allí quería llegar, así los quería agarrar, rascándose la cabeza, tratando de entender a dónde voy.

Existe una problemática, una necesidad latente de generar figuras, líderes del pueblo, pero verdaderamente del pueblo, mara que venga de adentro, mara que sepa qué putas. Esto es algo que se perdió durante los 36 años de guerra en Guatemala. Los líderes, los intelectuales, los artistas, los revolucionarios, todos fueron asesinados, expulsados, desaparecidos y en nuestros días esa es una de las razones de la fisura del tejido social.

Si hoy tuviéramos a esas figuras, tengo por seguro que política y por qué no decirlo, culturalmente hablando estaríamos mejor en muchos aspectos como país. Tal vez le voy a bajar un poco a mi utopía y a mi emoción; pero de seguro sí tuviéramos más notoriedad ante el mundo y quizás habría una incidencia y participación social más fuerte.

Por ejemplo, miren en los Yunais, esos majes tuvieron a Martin Luther King, tienen al Reverendo Al Sharpton, figuras admirables para la comunidad negra.

¿Y nosotros a quién putas tenemos?

Fotografía de Lalo Landa

Pues, ni mierda… jajajá, tan feo. Va, voy a dejar de ser pesimista pues, voy a pensar bien, bien a quiénes tenemos que podrían estar en esa categoría…

Bueno, en un país tan “religioso” como el nuestro podríamos decir que los pastores y sacerdotes fungen como líderes sociales, pero en realidad la mayoría son bien mulas.  Tenemos a Jordan Rodas, creo que el puede ser el rostro de un buen movimiento de los derechos humanos, después de todo es el procurador y la verdá que me llegó que haya salido en las fotos de la procesión de la vulva, jajajá c mamut el Jordi. Pero me molesta la incongruencia de la gente al no darle el reconocimiento que se merece. Fijo es porque la mara no capta bien la importancia de los derechos humanos y sale con la frase idiota de “los derechos humanos solo sirven para defender a los delincuentes” a esos nenes y nenas les digo: Ya les voy a escribir una nota de eso para educarlos mis amores, paciencia.

¿Se recuerdan cuando fuimos a manifestar a la plaza en contra de Baldetti y OPM? ¿Cuántas cagadas hizo el nefasto de Morales en representación de los poderes oscuros del país, por qué no se logró un movimiento como el del 2015?

Pues la respuesta es sencilla chic@s. El movimiento de la plaza murió porque no hay líderes. “No vos, no murió porque nació Movimiento Semilla”, jajajá no sean incautos. Antes de que me lancen la pedrada, yo sé que existen líderes comunitarios. Pero necesitamos crear líderes urbanos con capacidad mercadológica. (No, los y las microinfluencers y presentadores de TV Azteca no cuentan).

Ya en serio ¿Qué líderes podríamos tener?

Pues ahí está, yo ya les dije que La Pirulina podría tener su show estilo Cristina y abogar por las mujeres trabajadoras y cuantas cosas más, la Piru parece la Muni, está en todo. Joviel Acevedo la cagó al no tener visión. El maje pudo haber tenido su propio programa de televisión y haber sido la competencia de Mentes Sanas; ¡Así se contesta!

Neto Bran por excelencia, hubiera sido la contraparte masculina de La Pirulina, pues es todo un Kardashian (a ver si en el futuro no se opera y se nos vuelve Neta). Pirulo, la Glow Álvarez, Rodrigo Polo, la Tía Consuelo… Hay talento, solo hace falta apoyarlo.

¿A ustedes quiénes más se les ocurre que podrían ser buenos personajes líderes en Guatemala?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *